Cargando

Biografía

ENGLISH VERSION  / DESCARGAR BIOGRAFÍA   /   EXPOSICIONES  /  PREMIOS  /  AVISO SOBRE DERECHOS DE AUTOR

 


 

Fernell Franco. Cali 1942 – 2006

POR MARÍA IOVINO

home-detalle-1

Fernell Franco constituye una de esas gratas constataciones de las que requiere el mundo contemporáneo, para atreverse a afirmar que no todo está explorado, ni investigado, y que aún en lo que parecen temas concluidos hay mucho por descubrir y por conocer.En la medida en que se comprenda su obra, Fernell Franco será también un valioso ejemplo histórico de libertad y de conciencia, pues aunque la mayor parte de su vida estuvo expuesto a la brutalidad de la violencia y muchas veces castigado por ella, se dedicó a estructurar, en medio de la dificultad, una propuesta pacífica, poética, silenciosa y sabia, para entender, desde sus raíces, lo que edifica un conflicto.

Fernell Franco fue uno de los tantos desplazados del campo a la ciudad que produjo la violencia rural de los años cincuenta en Colombia. Junto con su familia y siendo aún niño, llegó a la periferia pobre de la ciudad de Cali a buscar recursos de subsistencia. En las urgencias de cada día perdió la oportunidad de educarse, cuando comenzó a recorrer la ciudad como mensajero de diferentes empresas y fue el encargado de limpieza de un laboratorio defotografía social.

Al alcanzar la mayoría de edad, Fernell Franco fue contratado, sin poseer conocimiento alguno de la cámara fotográfica, como reportero gráfico de uno de los diarios de la ciudad, oficio en el cual retrató los rincones menos conocidos y los más difíciles de la violencia y de la injusticia social que él conocía de propia piel.

Solo y de manera urgente, apasionado por lo que le permitía expresar la fotografía, Fernell Franco aprendió a operar la cámara y el laboratorio, así como a precisar los encuadres que presentaran el drama y que alertaran acerca de él, sin ofender al lector y sin distraerlo en lo obvio. Su única formación visual había sido el cine que pudo ver en los teatros más populares de su ciudad, a los que logró ingresar, sin pagar, y diariamente, desde temprana juventud.

En el diario recorrido por los cines de Cali, Franco llegó a conocer como un especialista, las principales propuestas del cine negro norteamericano, el cine popular y el cine culto de México, el gran momento cinematográfico de Cuba y de Brasil y el neorrealismo italiano.

De todas esas herramientas Fernell Franco extrajo enseñanzas que otorgaron a su mirada un enfoque refinadísimo que pronto fue reconocido por los artistas y por las agencias de publicidad. Tuvieron la suerte Fernell Franco y la agencia que lo contrató, de que aquel fue el lugar en el que convergieron los artistas, los escritores, los poetas, los cineastas y los rebeldes que querían expresar los cambios abruptos que ocurrían en su entorno. La ciudad se erigió en aquellos años como tema ineludible y fue ese el momento en el que el arte colombiano entró al tema urbano con toda el ansia de expresar el delirio y el desconcierto que venían de la mano del mundo de la artifiacilidad.

Fernell Franco fue la principal referencia que buscaron esos creadores, entre los cuales estuvo su más cercano amigo:Óscar Muñoz. Era el hombre que conocía por experiencia y no por discurso lo que significaba el laberinto en el que había entrado la historia. No sólo había perdido el contacto con la naturaleza y con el paisaje por la fuerza de los hechos, si no, que recorriendo de un extremo a otro cada calle, habitando en los barrios de delincuencia y de prostitución a que lo había llevado una precaria economía, conocía en muy amplia dimensión lo que significa la palabra “ciudad” en un país del tercer mundo. La mirada de Fernell Franco por estas mismas razones se encuentra en la base de las obras que germinaron en la década del setenta en Cali, que fue el centro artístico y renovador de Colombia.

Por esa misma razón, es importante el número de protagonistas de la literatura, del arte y del cine en Colombia que pudo madurar una expresión a partir de un recorrido por los senderos a que conducían los ojos de Fernell Franco. En su propia obra, aunque pocos lo sabían, también floreció una reflexión trascendente y particular, en la que maravilla la comprensión del espíritu de América Latina y la profundidad con que el artista entendió la dramática relación que tiene nuestro continente con la memoria.

 


 

María Iovino fragmento de conferencia
Museo de Arte Contemporáneo de Costa Rica, enero de 2006

 


 

ENGLISH VERSION  / DESCARGAR BIOGRAFÍA   /   EXPOSICIONES  /  PREMIOS  /  AVISO SOBRE DERECHOS DE AUTOR